NOTICIAS

María Dolores Jiménez, hermana hospitalaria de Pamplona. Una de sus preocupaciones es la soledad a la que se enfrentan las personas mayores.

Fomentamos el voluntariado, los cuidados y la compañía para que no se sientan solos, para que vivan en un entorno agradableLa salud mental de nuestros mayores es importantísima, yo me dedico a ayudarles en este aspectoAplicamos un modelo de atención personalizada, cada uno de nosotros somos distintos y las necesidades también varían

María Dolores Jiménez es Hermana Hospitalaria del Sagrado Corazón de Jesús. Las Hermanas Hospitalarias se dedican desde siempre al cuidado de los más vulnerables. María Dolores es enfermera diplomada en salud mental, por eso se dedicada especialmente a cuidar este aspecto de las personas mayores.

¿A qué se dedica en su congregación?

Yo soy Hermana Hospitalaria del Sagrado Corazón de Jesús en Pamplona, pero desde siempre nos hemos dedicado al cuidado de los más frágiles en todos los países. Con el aumento de la esperanza de vida el número de personas mayores ha aumentado muchísimo. Nosotros aplicamos un modelo de atención personalizada, cada uno de nosotros somos distintos y las necesidades también varían.

Yo soy enfermera diplomada en salud mental, este es el campo en el que me centro.

¿Qué tiene de especial la enfermería psiquiátrica en mayores?

Estos mayores requieren una especialización en sus cuidados, a veces ni siquiera son capaces de expresar lo que necesitan. Por eso tienes que estar atenta y en alerta para cualquier cosa que puedan requerir.

A medida que la edad avanza los problemas psiquiátricos son cada vez más comunes, sobre todo los ocasionados por la soledad. El de la enfermería psiquiátrica siempre ha sido un papel clave en las residencias.

¿Somos conscientes del problema que supone la soledad?

A nosotros nos preocupa enormemente la soledad que sufren nuestros mayores. Es algo que se nota. En las Hermanas Hospitalarias nos volcamos para que se sientan como en casa, que el entorno sea agradable y que ellos noten que están en su hogar, que sientan el cariño y el acompañamiento de la gente. Que estén a gusto.

¿Cómo se consigue?

Pues en primer lugar estando muy pendientes de todo lo que necesiten. Y en segundo, fomentando el voluntariado. Intentamos que sea al menos dos veces por semana o siempre que lo necesiten. Este voluntariado, que es de todo tipo, les hace sentirse cuidados y acompañados. Es una parte fundamental a la hora de hacerles notar que viven en un verdadero hogar.

10/06/2022

También te puede interesar:

#HazMemoria#HMMayoresXtantos 
Generated by Feedzy