NOTICIAS

Según Voices!, en la última década hubo un fuerte descenso de la religiosidad. Un sondeo revela que casi uno de cada cinco se declara ‘sin religión’

No obstante, el 56% se define como persona religiosa y el 63% sostiene que Dios es importante en su vida

La prestigiosa socióloga argentina Marita Carballo: «La gente optó por otro tipo de prácticas que implican un vínculo más fuerte y directo con la espiritualidad, como la oración o la meditación, ambas en expansión»

Además, subraya que «las denuncias de corrupción y los escándalos sexuales a nivel global afectaron marcadamente a la Iglesia»

Cabe preguntarse si un mundo -y un país- menos religioso sería mejor o peor. ¿La Argentina será mejor o peor en la medida que cada vez prescinda más de Dios, de un dios? No es un interrogante abstracto

Generated by Feedzy