NOTICIAS

Las monjas trinitarias de Suesa han enviado sus aportaciones: “Hemos pedido al dicasterio para la Vida Consagrada que deje pensar a las monjas, que las deje actuar en su propio camino vocacional, que no se les impongan criterios desde arriba»

“Abogamos por una Iglesia participativa y corresponsable. Las personas participan y son responsables cuando sienten la Iglesia como su casa. Estamos en una Iglesia piramidal y jerárquica, donde las normas vienen de arriba”

“La vida monástica está llamada a ser, con sus debilidades, un camino sinodal, donde el poder no se ejerce desde arriba, sino desde el centro de la misma comunidad, que no domina, sino que más bien invita. Desde aquí el poder es servicio”

“Nos preocupa mucho la cuestión de la mujer en la Iglesia. Su participación en igualdad de condiciones en la Iglesia católica es una cuestión estructural, y no una reforma secundaria”

Generated by Feedzy